miércoles, 1 de junio de 2011

Hoy cumplo 40 añitos. :)


Hoy  cumplo 40 años y  es un día normal, como otro cualquiera, pero con un años más.
Lo celebraré  por todo lo alto con mis 2 hijos, Lucas y Aitana y mi marido.
Me vienen bonitos recuerdos a la cabeza de mi juventud ,  aquellas clases con Sonia,  Lucía…. con los profesores…  aquellos tiempos.
Me  ha costado mucho llegar hasta donde estoy ,  cuando era una niña con tan solo 15 años estaba hecha un lio , en la edad del pavo como decían mis padres, me agobiaba, y no tenía claro  mi futuro , solo pensaba en fiesta y pasármelo bien, de vez en cuando  sentaba la cabeza pero volvía a mi cabeza esos pensamientos de quinceañera. 
el tiempo  fue pasando y se me fueron aclarando las ideas, elegí hacer un bachillerato de ciencias y tecnología, fue muy complicado y duro. Senté del todo la cabeza al ver el futuro que me esperaba, paro, crisis…
Cuando terminé el bachiller, me fui a estudiar 5 años a Murcia, estudié una ingeniería militar, no es un trabajo muy corriente, pero me llamaba la atención y aparte por tradición familiar, ya que mis tías y mi madre eran militares, me costó mucho sacarlo todo a la  primera con mucho esfuerzo y mucho empeño, entre medias de los estudios hice un par de viajes a Londres, New York, California, donde perfeccioné mi inglés, fue una aventura, muchas anécdotas, pero por fin a los 23 años terminé la carrera y  empecé a trabajar en el ejercito de aire como oficial.
Hay por fin, comprendí a mis padres cuando se quejaban de lo duro que era el trabajar.
Allí conocí al que 4 años mas tarde sería mi marido y padre de mis hijos, Daniel.
Decidimos independizarnos, nos alojamos en San Javier un pueblecito costero de Murcia. En ese mismo año tuve mi primer hijo, Lucas, muy guapo con cierto parecido a su padre. Poco después nos casamos. Fue tan bonito. Toda la familia reunida, con una luna de miel inolvidable a Venecia.
Dos años después tuve mi segunda hija, Aitana, ahora puede llegar a ser la niña más coqueta y presumida del mundo.
Ahora ya son mayores, les queda una vida por delante, y siempre les repito una y otra vez que estudien y que no hagan el tonto, que la vida es muy dura, que ya me lo decían a mi mis padres, ahora estoy orgullosa por haber sabido elegir el camino correcto y por haber hecho caso a mis padres en sus indicaciones y consejos sobre la vida.

2 comentarios:

  1. Bien Sofía, lo corregiré más tarde.

    ResponderEliminar
  2. Bien redactado, con un toque personal y distinto.

    NOTA 8

    ResponderEliminar